Baron S.A. se configuró, no sólo como la empresa constructora que más creció en los últimos años en Lomas de Zamora, sino que además, logró parámetros excepcionales para el rubro: plazos de entrega que se anticipan varios meses respecto de lo pactado, una excelente calidad en los materiales y un inmejorable servicio post venta, innovación y vanguardia.

Pero no sólo eso. Además, pudo amalgamar perfectamente sus equipos de obra y administrativo con una sola meta: la satisfacción total del cliente.

Una de las características sobresalientes del equipo de obra de la empresa constructora Baron S.A., a diferencia de otras firmas del rubro, es su trayectoria consolidada y continuada a través del tiempo. Este staff de profesionales está integrado por Alberto Kratky (17 años de antigüedad en la empresa, supervisor general de obra), José Cabral (14 años de antigüedad, supervisor de obra), Héctor Kratky (10 años antigüedad, a cargo del equipo de terminaciones), Hugo Vallone (7 años de antigüedad, a cargo del equipo de electricistas), Iván Palavecino (1 año de antigüedad, supervisor de obra), Darío Martínez (9 años de antigüedad, a cargo del equipo losista).

Trabajo en equipo, la clave del éxito

Alberto Kratky, supervisor general de obra, explica que cada una de las torres que la firma se encuentra construyendo cuenta con un equipo propio compuesto por un encargado de obra y ayudantes. Del mismo modo, se encuentra el staff de construcción de losas, el grupo de electricistas y de terminaciones que intervienen también, en los tiempos correspondientes, en la obra.

Los comienzos de Alberto en la firma se remontan al año 2000, cuando comenzó a trabajar en los primeros proyectos de Baron S.A. Hoy supervisa la totalidad de los emprendimientos que la empresa tiene en marcha. “Es muy importante que exista una continuidad en el personal que trabaja en el equipo, y primordialmente en esta parte del proceso de hormigonado que una vez iniciado no puede detenerse”, explica Darío Martínez y agrega “no tener rotación en el personal se debe a que hay continuidad en las obras, es decir, todo el tiempo estamos iniciando nuevos edificios, y además, contamos con el mejor personal, no sólo por su compromiso con el trabajo sino por su excelente calidad humana”.

Al respecto, Iván Palavecino, enfatiza que existen dos aspectos fundamentales: el primero, se refiere a la acertada selección y contratación del personal, cuyo ánimo de progreso y crecimiento son una constante, y segundo, respecto de los materiales y herramientas que están a disposición de manera continua, evitando así demoras en el proceso constructivo.

De izq. a der.: Mario Maturano, Ariel Cabral, Darío Martínez, Alberto Kratky, Iván Palavecino, Hugo Vallone y Héctor Kratky

La comunicación es un eje primordial para el desarrollo armónico del trabajo diario de las 200 personas que trabajan actualmente en las construcciones de la firma Baron S.A. que encabeza Marcelo González. Muchas veces se entiende que la entrega de las obras con anterioridad a las fechas pactadas responde únicamente al buen desempeño del personal de obra, pero en realidad podemos decir que se trata de un feed back constante entre ése staff y el equipo administrativo de la empresa.

Libertad y solidez son las palabras elegidas a la hora de definir el espíritu de este equipo de obra de la constructora Baron S.A. que brilla en cada nuevo emprendimiento.