Lomas de Zamora vive un gran crecimiento edilicio y comercial, para hablar de ese desarrollo entrevistamos al Sr. Marcelo González, presidente de Barón S.A. La Constructora que marca el camino en ese distrito.

En la Zona sur del Gran Buenos Aires, nos encontramos con un Municipio que se destaca por sobre la media de sus distritos colindantes. Hablamos de Lomas de Zamora, ciudad que en estos últimos años se ha desarrollado de una forma exponencial en todos los aspectos: sociopolíticos, tecnológicos, demográficos y edilicios.

Dentro de sus fronteras se han podido desarrollar desde polos industriales como el que ocupan los viejos terrenos de la compañía química en Llavallol, como así grandes pulmones de aire y preservación de la vida silvestre en la reserva de Santa Catalina. Existe una lógica de distribución barrial que comprende la organización socio comercial que abarca todos los segmentos productivos en las distintas franjas económicas. Esto se distingue en los diversos centros comerciales en las localidades cercanas como Banfield, Turdera, Témperley y sobretodo en el centro geográfico del distrito ubicado entre las calles Sáenz, Sixto Fernandez, vías del ferrocarrol y Piaggio/Alvear.

Sumando a los factores anteriores se puede mencionar el desembarco de grandes cadenas gastronómicas, marcas de indumentaria de primer nivel, nucleados y formando parte de una gran zona comercial denominada «Las Lomitas». Este crecimiento se dio gracias a una suma de factores que lograron que junto a una gestión municipal moderna, ágil y tecnológica se brindara a todos los actores de la economía territorial la confianza para emprender distintos proyectos de inversión. De esta forma se dotó al distrito de ágiles accesos como lo es el Nuevo Puente La Noria, o los pasos bajo nivel que aportan fluidez al tránsito diario conectando el este con el oeste del municipio

G.L.: ¿Qué produjo ese desarrollo urbano planificado?

Marcelo González: La gran expansión comercial ofreció la posibilidad de que se llevaran a cabo grandes proyectos de inversión privada focalizados en el rubro de la construcción. Dicho rubro se encuentra en pleno auge aportando a la comunidad del distrito diversos tipos de obras tales como edificios de departamentos, complejos habitacionales, dúplex, centros comerciales, etc.

G.L: ¿Y allí Barón se destaca?

Marcelo González: Dentro de los proyectos de inversión privada se destaca como líder en el mercado la empresa constructora Barón S.A., empresa familiar con una trayectoria de más de 20 años en el rubro de la construcción , imponiéndose por su calidad y prestigio. Dentro de las características más importantes de la empresa encontramos su alto grado de profesionalismo y el excelente tratamiento personalizado con que tratamos a nuestros clientes. El fiel cumplimiento de los contratos y la ética en los negocios han sido pilares fundamentales en la historia de Barón S.A., avalados por todos aquellos que han sabido depositar su confianza en las obras y proyectos de la empresa.

«La gran expansión comercial ofreció la posibilidad de que se llevaran a cabo grandes proyectos de inversión privada.»

G.L: ¿Cómo sigue la historia de Barón S.A. de cara al futuro?

Marcelo González: Luego de adquirir una importantísima presencia en el mercado, desarrollando emprendimientos de primer nivel, Barón S.A. decidió dar un paso más y ampliar su cartera de servicios incorporando la comercialización de inmuebles como una fuerte unidad más de negocios para la compañía. Las operaciones que se ofrecen son la venta directa de departamentos, oficinas y locales, teniendo hoy una facilidad de financiación de hasta 60 cuotas como forma de pago.

Es así como se establece el justo equilibrio entre los responsables de este crecimiento y la convivencia armoniosa de lo clásico con lo moderno. Con planificación, esfuerzo, inversión y claridad en servicios se pueden encontrar los caminos para el desarrollo sostenible y el crecimiento constante.